Los 10 errores en tu boda

Los 10 errores en tu boda

Meses, horas y horas dedicadas a organizar tu boda para que salga perfecto. Se te mezclan ilusiones, ganas y muchos nervios para que salga todo bien en un solo día.

Te quiero ayudar, ayudar a no lamentarte en tu post boda por haber cometido algún error que lamentablemente aunque nos avisen siempre hay alguien que acaba cayendo. Así que, aquí vienen los 10 errores que debemos evitar en nuestra boda.

Nunca, nunca y nuuunca dejaremos muchas cosas para hacer el día anterior a tu gran día.

Si dejas muchas cosas antes de tu gran día acumularas todo un estrés, cansancio que arrastrarás en tu gran día y no vale la pena. Aprende en delegar. Intenta que ese sea un día relajado, donde tengas nada o muy poco pendiente por hacer y obviamente, ¡Ni hablar de acostarte tarde! Todas tenemos claro que para estar guapísimas tenemos que dormir el tiempo que necesitemos para que nuestra cara este en su mejor momento y ahorra energía que lo necesitaras.

Evitar nuevos tratamientos o productos

Debemos abstenernos a nuevos productos para la piel los días previos a nuestra boda y más aún si no los hemos probado nunca antes.  Vamos a evitar sustos esos días.

Ir sin tiempo

Sabemos que las bodas de tarde – noche nos dan ese tiempo de sobra, que nos va muy bien, tanto a novias como invitados pero no abuses de él y no te confíes. Es mejor hacer las cosas con tiempo y en calma que no agobiar a la maquilladora los 20 minutos antes porque nos habíamos distraído.

Disfruta de toda la preparación con mucha calma, que tu fotógrafo/a te siga por todas partes ese día y conseguirás unas fotos que luego al verlas te recordaran las emociones del momento.

El look

Llamamiento a todas esas novias indecisas. ¡Quietas! Has hecho pruebas de maquillaje y peluquería antes de tu boda, con todos los cambios necesarios y has visto realmente el que te queda bien para tu día. Mi recomendación; y aquí soy bastante estricta,  es que no arriesgues y no improvises. Reconozco que puede salir bien pero. ¿Y si no es así? Puedes llegar a no sentirte bien ni en las fotos y tampoco durante tu día. Ve a lo seguro, al resultado final de las pruebas, sobre el cual trabajarán cómodamente los profesionales que estén contigo ese día, y tú evitarás disgustos difíciles de corregir.

Alimentación

Sabemos que con la emoción, los nervios de ese día nos olvidamos y nuestro apetito se pierde pero aunque sea poco, intentamos comer.

Un buen desayuno para no sentirnos mareadas durante la sesión de maquillaje, fotos o con la emoción del momento con tus familiares y amigos. No olvides en comer también durante tu boda. Quien no ha oído la frase de: "No he probado la comida de mi boda" ¡Error!  Disfruta de todos y cada uno de los momentos de tu boda y eso incluye el comer y más aún si hay alcohol en medio.

No estar sola.

Prepararse con gente. Poca para que tampoco nos agobien pero nunca sola. Pídele a tu hermana o hermanas, amigas,… que te acompañen y se maquillen contigo y que te ayuden en esos momentos.

Creando un momento íntimo entre vosotras que siempre recordareis y evitando estrés.  Me repito pero las fotos de esos momentos son las más especiales.

¡Disfruta de tu entrada!

 Tu momento. Momento especial en que todas las miradas se clavan en ti y lo debes disfrutar. Debemos estar presentes y dejarnos querer, caminar tranquilos, radiantes y mirar a tu pareja. Muchas novias entran casi corriendo, sin observar lo que pasa a su alrededor. Por lo general les vencen los nervios. Pero creerme, hagan el esfuerzo por disfrutar de este momento, que es realmente precioso y se merece ser recordado por siempre.

No estar cómodas:

La elegancia y la belleza no están reñidas con la comodidad. Escoge ese vestido y par de zapatos que te encanten, pero que también los sientas bien y cómodos que te puedas mover con seguridad y que te permitan disfrutar.

Las fotos

 Los posados. Ahora ya no se llevan esos 40 minutos en que la pareja no para de posar con cada uno de los invitados con lo que acaban cansados de sonreír y siempre en la misma localización. Ahora se lleva hacer fotos constantemente y siempre que se pueda pero sí que te recomiendo que hay ciertas fotos que ese día no puedes dejar de hacer con familiares, abuelos,… Seguro que no te arrepientes.

No hace falta dedicarle mucho tiempo, solo un ratito, pero seguramente, cuando todo pase, te gustará tenerla.

No disfrutar de tu boda, no saber delegar:

 ¿Cuántas veces habrás escuchado decir: "Ha pasado el día volando y apenas he disfrutado" – “¿De verdad paso eso? No me entere…”

Debemos disfrutar de nuestra boda y no lamentar todos esos momentos imprevisibles que luego recordareis y os vais a reír seguro. Olvídate del móvil, y delega. Lo ideal, como te he comentado es que lo delegues a tu mano derecha, esa wedding planner que te ayude a resolverlo todo. Si alguien te pide algo de último momento, y no es sencillo para ti, dile que no. Ha habido meses para las peticiones, ese día las personas más importantes son tú y tu pareja.

Tómate cinco minutos durante la fiesta, para ver la escena desde fuera. Escucha la música de fondo, observa a la gente pasárselo genial, y mira la decoración que tanto tiempo te ha llevado elegir.

Esa imagen quedará grabada en tu mente 

Regresar al blog

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.