¿Casarse en San Valentín?

¿Casarse en San Valentín?

Si os casáis en San Valentín es que realmente es una fecha señalada para ti y también queda claro que sois realmente una pareja muy y muy romántica.  Tanto si eliges una fecha tan señalada como sino debemos tener presente vuestra historia y resaltarla con detalles especiales y diferentes. A continuación te presento los toques para que tu día B sea verdaderamente romántico.

Look de San Valentín
En el día de San Valentín, con un look clásico siempre acertarás y un buen esmoquin también para ellos. Para inspiraciones te recomiendo que mires películas antiguas, como Funny Face y/o bodas legendarias como la de Grace Kelly’s o también, la de Jackie Kennedy. Una segunda opción, valiente,  es optar por un vestido blanco con detalles en rojo como por ejemplo usando detalles en tu recogido, un ramo desbordante de rosas o incluso las damas de honor con diferentes tonalidades del mismo color.

El espacio es esencial
¡Asegúrate de reservar ese espacio ideal con tiempo!  No lo dejéis para el último momento. El Día de San Valentín es un día muy popular para casarse y los espacios, ya de normal, cuesta encontrar el día especial pues imagínate siendo ese día tan popular. Si no encuentras, mi consejo seria buscar un espacio suficientemente cálido sabiendo que es Febrero y crear un ambiente especial como por ejemplo, un jardín aislado o un pequeño invernadero lleno de flores.

Decora como lo harías para una cena romántica: iluminación suave, telas de gasa, flores, velas y mucho ambiente romántico es el gran día así que te lo puedes permitir.

La ceremonia
Celebrad juntos el día de San Valentín, con todos tus invitados. Pide a las parejas casadas que se pongan de pie durante su boda y reafirmen su amor mutuo. Conseguirás una boda muy especial tanto para ti como para todos tus invitados.

Música
Un cuarteto de cuerdas, un grupo especial para vosotros ayudará a crear el ambiente. Si quieres tener un DJ, crea una lista de canciones llena de obviamente, canciones de amor. ¡Nos vamos a poner romanticones todos!

Flores, flores y flores incluso en el pastel. 
Las flores son, por definición, románticas, así que usa casi todas las flores en abundancia. Mientras que las rosas son las clásicas, las rosas en Febrero debemos reconocer que son extremadamente caras. Así que mira otras opciones de tonalidades rosadas y rojas como tulipanes, hortensias y fresias.

Decidir sobre el menú
¿Por qué no avivar las chispas entre tus invitados al incluir algunos afrodisíacos en el menú?  Bar de ostras, espárragos, almendras, pollo con salsa de mole (una salsa de chocolate mejicano riquísima),  fresas y plátanos cubiertos de chocolate, fondue de choco, fondue de quesos? ¡Mil y una opciones!

Invitaciones
Establece el tono con tus invitaciones escribiendo algo como: «Venid a celebrar el amor con María Robles & Juan Alberto en el Día de San Valentín»

¡Simple y claro!

Detalles
No soy muy partidaria de entregar detalles en las bodas pero si se hace, se hace bien. Un ejemplo seria entregar a tus invitados pequeñas cajas de dulces con forma de corazón con una nota escrita manualmente que diga «¡Gracias por ser nuestro perfecto Día de San Valentín! »   o una tableta de chocolate personalizada.

Toques especiales
En lugar de números de mesa, nombra tus mesas con famosas parejas. Estos pueden ser reales (Jessica Tandy y Hume Cronyn) o ficticios (Fred y Wilma Flintstone), contemporáneos (Will Smith y Jada Pinkett Smith) o antiguos (Antony y Cleopatra)

 

¿Te animas a Casarte en San Valentín?

Deja un comentario